4 de diciembre de 2012

El Cantar de Mio Cid es un... rollo, profe

El título de la entrada es una adaptación a lo que algunos alumnos opinan por escrito de la obra. Más duro es  Antonio Orejudo. Concretamente el titular al artículo que hoy publica en Diario Kafka, la sección cultural de El diario.
Aquí os enlazo el texto.

En él, Orejudo, novelista a la par que escritor, justifica el estudio de la literatura en secundaria empezando por obras contemporáneas, o actualizaciones de los clásicos que resulten atractivas e inteligibles para los alumnos. Esto os recordará a mis alumnos de 3º la explicación del otro día sobre la forma de leer la antología poética: comenzamos a la par por la Edad Media, siguiendo el temario, pero también comenzamos por el final, que os resulta más cercano, para reunirnos allá por el Barroco. ¿Os dais cuenta de que no soy el único loco por el mundo?



El  intento  de nuestro articulista está aquí, en la imagen superior, tomada de la web de la Editorial 451 Editores, donde también encontramos el inicio de la versión adaptada por el citado Orejudo, Luisgé Martín y Rafael Reig que provocará úlcera a los puristas. ¿Se podía esperar otra cosa de este trío? Ya nos mostró Orejudo en su novela Un momento de descanso las consecuencias de reverenciar demasiado el Cantar del Mío Cid.  Y no digo más.


2 comentarios:

  1. Gracias por la información. La verdad es que cada día somos más visibles quienes creemos que los clásicos se pueden abordar de otro modo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. De nada. Espero que esto cambie algún día (a mejor). Cuando planteo cosas tan simples como que para entender la literatura habría que mandar ciertas películas para que los chicos entiendan el contexto y veo las caras de asombro/horror de compañeros... sospecho que ese día tardará, pero gruñen, luego cabalgamos. Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar